Netmind - loader

CLOUD COMPUTING: La clave del éxito para el 2015

Actualidad
26/01/15
CLOUD COMPUTING: La clave del éxito para el 2015

Nadie tiene en su casa un generador de electricidad. Simplemente enchufamos los aparatos y dispositivos a la pared, y ya está. Funcionan. Y si un día se va la luz, sabemos que volverá en unos minutos, quizá un par de horas. Los hospitales tienen generadores propios por si acaso ¡sólo faltaría que las máquinas médicas se quedaran sin electricidad! Algunas empresas también disponen de sistemas similares para ganar un par de horas si la luz cae. Para los demás no nos compensa cargar con el coste de estos sistemas.  

La electricidad es un servicio más, como el gas o el agua. Lo mismo pasa con el software, que cada vez más se está definiendo como un servicio, tanto para las empresas como para los particulares. El cloud computing, o informática en la nube, es precisamente esto: ofrecer software y hardware como un servicio.

La tecnología se encuentra en un punto donde disponer de más capacidad de software y hardware se ha simplificado significativamente. Existen proveedores especializados que facilitan este servicio con tan sólo dos clics. ¿Necesito un nuevo servidor? Clic, nuevo servidor. ¿Necesito más capacidad para cerrar el trimestre? Clic, más capacidad. ¿Necesito una copia de seguridad y guardarla en internet para acceder a ella desde cualquier sitio y dispositivo? Clic, copia de seguridad generada. Y sólo pago por lo que necesito, por lo que consumo, ni más ni menos. Como el agua o la electricidad. Hace unos años, si queríamos un nuevo servidor, teníamos que detallar las características, pedir presupuestos, comparar ofertas, hacer el pedido, esperar el envío, recibirlo, instalarlo y configurarlo. Actualmente este proceso puede hacerse en pocos segundos, gracias a un modelo de cloud computing.

Software y Harware como servicio. Las siglas en inglés SaaS (Software as a Service), PaaS (Platform as a Service), IaaS (Infraestructure as a Service). Alguien puede pensar que el software y los datos de sus clientes están más seguros en su casa. Rotundamente NO. Los CPD, esas salas donde las Pymes tienen sus servidores y guardan todos sus datos y programas, se tienen que reducir e ir trasladando todo el software con esos datos a proveedores especializados. Las razones no son pocas: para simplificar la gestión, para ser más ágiles, para reducir costes, para minimizar los tiempos de no disponibilidad, para crecer más rápido, para poder acceder a los datos desde cualquier lugar y dispositivo, para reducir riesgos, para disponer de personal especializado, etc.

¿Cuáles son los actores principales del cloud computing ahora mismo? Amazon, con sus Amazon Web Services, y Microsoft, con su plataforma Azure. Las dos compañías han entendido las ventajas de este modelo y están liderando con fuerza esta transformación al cloud. Amazon, gracias a toda la experiencia vivida en el proceso de convertirse en la tienda más grande del mundo (con el permiso de Ali Baba en China). Y Microsoft gracias al trabajo conjunto con sus clientes, ayudándolos a ser más competitivos con sus sistemas de información.

En Julio del año pasado, después de muchos años retirados, los Monty Python volvieron a los escenarios. El escenario escogido, el espectacular O2 Arena de Londres, con una capacidad de 20.000 personas. Todas las entradas se vendieron en 43,5 segundos. Repito, 20.000 entradas en 43,5 segundos. Increíble. ¿Qué capacidad debe tener un sistema para que pueda procesar la venta de 20.000 en sólo 43,5 segundos? Sin embargo, la pregunta no es esta. La pregunta es ¿qué se hace con dicho sistema las 23 horas, 59 minutos y 11,5 segundos restantes del día? Aprovecharlo  para otros usos, servicios o clientes. Esto es lo que permite el cloud computing. Con un par de clics.

Artículo publicado en el periódico Regió 7


The OpenClass format was a great substitute for a real class and actually had additional benefits as it allowed my whole team to take a class together, something that would not have been possible otherwise. Thanks for the great class

Andrew Hines. Fujitsu
Noticias relacionadas
Nuestro sitio utiliza cookies para análisis. Si no estás seguro de ello, echa un vistazo a nuestra política de privacidad.