Netmind - loader

Trazabilidad de requisitos, ¿hasta qué nivel?


Netmind - Trazabilidad de requisitos, ¿hasta qué nivel?    Artículo | Gestión Proyectos Básica
| 11/08/15

“Nada es veneno, todo es veneno… la diferencia está en la dosis” (Paracelso)

La trazabilidad de requisitos es un concepto, cuando hablamos de gestión de requisitos, que a veces relacionamos con un montón de trabajo, con la necesidad de disponer de herramientas complejas, y en muchas ocasiones con una pérdida de tiempo innecesaria. Sin embargo, es como la mayor parte de técnicas y disciplinas de Business Analysis y Project Management, en su justa medida puede contribuir de manera muy importante al éxito del proyecto.

En este post voy a explicar algunas consideraciones acerca de la importancia de la trazabilidad de requisitos en los proyectos.

¿Qué es trazabilidad?

La trazabilidad es establecer una línea imaginaria que relacione hacia atrás los requisitos con objetivos del proyecto, y hacia delante con test cases o releases. Permite, por lo tanto, relacionar y establecer dependencias entre requisitos, y también con otros elementos importantes en el proyecto (diseño técnico, componentes de código, test cases, releases, incidencias…). Vemos una ilustración de este concepto simplificada en la figura siguiente:

trazabilidad-1

Realizamos trazabilidad para asegurar que los requisitos son aprobados y gestionados de manera correcta a lo largo del ciclo de vida del proyecto.

Normalmente utilizamos una matriz de trazabilidad, que puede estar implementada en una hoja de cálculo sencilla, como la del ejemplo.

hoja-calculo-trazabilidad-2

O utilizando herramientas más complejas que integran la gestión completa de requisitos, como Enterprise Architect, CaliberRm, Blueprint o AnalystPro (en la figura siguiente, pantallazo de Enterprise Architect).

entrerprise-architect-trazabilidad-3  entrerprise-architect-trazabilidad-4

¿Cuáles son los beneficios de la trazabilidad de requisitos?

Una buena gestión de la trazabilidad nos aporta los siguientes beneficios:

1. Gestión óptima del alcance de la solución

En la medida que permite relacionar cada requisito con los objetivos de negocio perseguidos, podemos evaluar el valor de cada requisito y así priorizar correctamente, y evitar el Scope Creep (la frustrante sensación de que no se acaban nunca los requisitos para este proyecto)

2. Gestionar cambios con mínimo impacto

Una buena trazabilidad permite poder evaluar el impacto de potenciales cambios sobre requisitos de una manera completa: identificando requisitos y otros componentes afectados, y su relación con los objetivos de negocio perseguidos. Además identificar más rápidamente las causas de problemas identificados, al poder relacionar por ejemplo un test case que ha fallado con los requisitos que incluye.

3. Ayuda a reducir riesgos en el proyecto

Permitiendo identificar dependencias críticas entre requisitos y, por lo tanto, controlar mejor estas relaciones.

4. Ayuda a mantener consistencia entre requisitos

El hecho de mantener las relaciones nos ayuda a ser consistentes y coherentes, utilizando siempre una misma terminología, y detectando situaciones de inconsistencia rápidamente (ejemplo, requisito de negocio dice blanco, y requisito de solución dice negro).

5. Permite monitorizar y controlar el ciclo de vida de requisitos

La matriz de trazabilidad puede ser la base sobre la que controlar qué requisitos están validados, cuáles están pendientes o cuáles han sido rechazados. Permite además identificar la línea base de requisitos correspondiente a una reléase determinada.

¿Cómo podemos trazar requisitos de manera eficiente?

Está claro que la trazabilidad no aporta un valor directo a nuestro cliente, aunque obviamente indirectamente sí. Por eso, el esfuerzo de trazabilidad tiene que corresponderse con el proyecto en el que trabajamos: Proyectos más grandes, o de mayor complejidad o riesgo requieren más trazabilidad. Pero demasiada trazabilidad puede impactar directamente en coste, recursos y tiempo de proyecto. Por ejemplo, en un proyecto con una fecha muy ajustada de entrega, el esfuerzo a dedicar en trazabilidad debe ser el mínimo imprescindible.

Está claro entonces que, como en todos los aspectos de business analysis, una única solución de trazabilidad para todos los proyectos, suele no ser una buena idea. Entonces a la hora de decidir el nivel de trazabilidad y el esfuerzo necesario debemos considerar los siguientes aspectos:

  • Madurez en BA y PM personal y de nuestra organización
  • Herramientas disponibles en nuestra organización y conocimiento de las mismas
  • Responsabilidad de mantenimiento de las relaciones de trazabilidad

El esfuerzo de poner en marcha un sistema de trazabilidad puede ser elevado, pero solo se obtienen beneficios cuando se utiliza de manera continuada, por eso si nuestra organización no dispone de las herramientas, podemos plantearnos utilizar directamente una hoja de cálculo para la gestión de la trazabilidad.

Siempre insisto en los cursos en la necesidad de ser poco ambiciosos en cuanto a trazabilidad: Si no disponemos de herramientas, las hojas de cálculo son muy útiles pero, en función del nivel de trazabilidad, podemos ahogarnos por el esfuerzo requerido y debemos tener en cuenta, también que, si la matriz no refleja fielmente la realidad, no nos servirá para nada. Por eso, siempre propongo un conjunto mínimo de elementos que deberían estar siempre trazados:

  • Objetivos o requisitos de negocio
  • Requisitos de solución (al nivel que podamos, quizás relacionando también casos de uso con modelo de datos)
  • Test cases
  • Releases

Finalmente, insistir en la importancia de la trazabilidad también para proyectos ágiles. En este caso podremos utilizar el propio backlog y los paneles kanban como herramientas de trazabilidad (relación de épicas, historias de usuario, tareas técnicas, test cases, releases).

 

 


Entradas relacionadas
Nuestro sitio utiliza cookies para análisis. Si no estás seguro de ello, echa un vistazo a nuestra política de privacidad.