Netmind - loader

14/07/20 | Artículo | Scrum

Si eres Scrum Master, esta historia te sonará.

Alonso Alvarez
Lead Expert en Agile

Si eres Scrum Master, esta historia te sonará…

 

¡Indivisible!

 

– Nada, no hay manera, esto no se puede partir más.

-Y entonces ¿qué hacemos?

-Pues se extiende el sprint ¿no? O eso, o lo hacemos en varios. Pero eso no se puede, ¿verdad Jorge?

 

El aludido se muestra un poco sorprendido. Lleva poco con este equipo, casi tanto como de Scrum Master, y le cuesta participar en las dinámicas del grupo. Mira azorado a su cuaderno sin saber muy bien a qué y responde transpirando inseguridad:

 

– No, eso no, hay que completar las historias al final de cada Sprint. Son las reglas.

– Pues no se hable más. ¿Qué hace falta? ¿Cuatro semanas? – Rafa, antiguo Jefe de Proyecto reconvertido a PO se maneja con soltura en este tipo de situaciones.

– Pero … – inicia tímidamente el Scrum Master.

– ¿Pero? -interrumpe Rafa.

– … no se cambia la duración del Sprint – gana confianza a medida que avanza y siente el terreno firme de lo conocido bajo sus pies- La duración del Sprint es fija para ser predecibles. -ahora que puede recurrir a las frases aprendidas en cursos se siente más en su medio- Si no, la medida de la velocidad no tendría utilidad.

– No me hables de velocidad -Rafa empieza a elevar la voz. Muestra, ¿o simula?, irritación. -Cada vez que quiero hacer algo hay que estar pidiendo permiso, no sé dónde está la velocidad.

– Pues tú dirás. -continuó- Si no alargamos el Sprint y no terminamos esa Historia de Usuario, ¿qué hacemos? ¿Nos volvemos a waterfall? -aunque es un tema recurrente en estas discusiones, todos saben que no es opción en esta empresa.

– También podemos hablar con Carmen -que Jorge mencione a la Agile Coach acaba de encender al Product Owner.

– ¡Sí, hombre! ¡Lo que faltaba! Que nos haga un circo de bailar y abrazarnos o pintar cosas. -lo que en realidad no ha pasado nunca, pero la realidad no debe estropear una buena historia- Esto lo resolvemos aquí.

 

Llega el momento de Ana. En este mundo en el que el conocimiento genera respeto, ella es la más respetada del equipo. Siempre tiene una respuesta para todas las dudas técnicas y domina con soltura herramientas, componentes y tecnologías antes de que los demás hayan oído siquiera hablar de ellas. Tiene experiencia y soltura en el trato con “jefes”: ella podría ser una, pese a que ha rechazado varias veces promocionar por no dejar atrás su dominio técnico.

Ella cree en gestionar el sistema, no a las personas.

 

– … hay técnicas que te ayudan a dividir una Historia de Usuario -se ha hecho un silencio absoluto, hasta ha parado de mirar de reojo el correo en el portátil- Montemos una sesión de refinamiento y entre todos podremos ayudar a ver la historia desde varios ángulos para poder dividirla.

 


 

¡Sigue tu historia de Scrum Master!

 

 


 

El Scrum Master se ve obligado a intervenir.

 

-El refinamiento no es una reunión oficial de Scrum, no está en la Guía -Jorge se siente inseguro, y adopta la solución de la gente insegura: aplicar las reglas sin más.

-Pero tampoco está prohibida, Jorge. Háblalo con Carmen. Antes de que vinieras tú nos ayudó a montar varias, aunque las abandonamos por dejadez de todos- Ana se expresa con suavidad y franqueza.

-Es verdad. No sé por qué dejamos de hacerlo, nos iba muy bien. -En el fondo, Rafa se siente algo culpable porque sabe que lo dejaron en las semanas que estuvieron sin Scrum Master, como niños cuando sale el profesor de la clase. Cómo echan de menos a Bea. Este Jorge está muy verde.

-Si no recuerdo mal, hay al menos veinte formas diferentes de dividir una historia. -Se une JB, o Juan Blas, aunque él ponga todo su empeño desde el colegio en que usen sus iniciales- Con Vero las empezamos a aplicar después de que las viera en un curso.

 

Ilustración de Andy Baraja.

 

Para quien conoce el contexto y puede verlo desde fuera, la diversión acaba de empezar. Pero como no es el caso, un aire de incomodidad se extiende bajo la luz blanca y mortecina de los fluorescentes de esta sala olvidada por la que no pasan las visitas. La dejadez en la decoración como metáfora.

Dentro de la organización, Vero es LA PO, el ejemplo para todos, el imán para todos sus proyectos. Aunque Rafa tiene un trato cercano y sincero aprecio, al mismo tiempo siente el aguijón de los celos profesionales. Por otro lado, JB ha caído recientemente como refuerzo experimentado, y destapa el lado oscuro de Ana: su miedo a no ser la referente del grupo.

 

– No puede haber tantas. Yo recuerdo cinco o seis -Ana busca información mientras habla- como dividir por cláusulas, separar el happy path de los casos de error, incrementar la precisión, …

– … y más, por persistencia de la información, datos esenciales y accesorios, separar las certezas de lo desconocido, … -Sigue JB.

– Y aplicar el criterio INVEST -Jorge se ve en la necesidad de hacerse notar-, ya sabéis, que cada Historia de Usuario sea independiente, negociable, con valor…

– Sí, gracias Jorge. -Rafa no puede ser más seco ahora que JB tiene toda su atención e ignora la mirada penetrante y sorprendida de Ana- Entonces, ¿Vero usa esas técnicas de división?

– Tras el curso Vero las estuvo aplicando con la ayuda del Coach. A ver, al principio costaba un poco y echábamos todos una mano, pero ahora… bueno, cuando estaba allá, era bastante automático.

– Pero, ¿veinte? -Ana reclama su cuota de atención.

– Es un catálogo. Algunas no las usas nunca, y en otros casos puedes aplicar varias sobre una misma Historia. Hay de todo:

 

  • Separar por las condiciones, o por los pasos del workflow,
  • Hacer por un lado el caso ideal y por otro especiales,
  • Dividir por CRUD,
  • Separar por instancias y casos límite,
  • O hacer primero lo fácil que dé más valor y luego lo demás,
  • O por criterios de aceptación,
  • O por dispositivo, que a nosotros nos venía muy bien.

 

– Y la documentación del curso, ¿la tienes?

– No… no creo -JB posa su mirada en un rincón vacío- pero Vero las tiene en su sitio, pegadas en la pared. De todos modos, en esto de los cursos valen tanto o más las prácticas y los ejercicios que el material. Tengo un montón de PDFs de cursos que me han ido pasando, pero no le saco mucho jugo con sólo mirarlas.

– Bueno, pues estaría bien saber algo más. La verdad es que siempre tenemos los mismos problemas. Jorge, podrías encargarte. Para esto sí que estaría bien que hablaras con Carmen -y guiña el ojo exageradamente- y yo me tomaré un café con Vero.

– Ya me encargo yo -salta Ana.

– No, no te metas en más líos. Acuérdate de que tenemos que hablar los de Marketing de lo que quieren meter para la próxima entrega. -Rafa lo dice con la mejor intención porque quiere cuidar a Ana, pero no nota como la hiere estas expresiones cortantes.

– Vale, pero ¿qué hacemos con la historia esa? ¿Algo habrá que hacer ahora? ¿No? -Maribel tiene ese superpoder de devolver a todos a la realidad.

– Pues sí, claro, ¿qué hacemos? Porque no hay manera, esto no se puede… Bueno, espera ¿y si la dejamos a un lado, seguimos, y luego aplicamos esas técnicas con ella? -Rafa es sincero cuando hace esa pregunta al equipo.

 

 

Enterprise Agility de Netmind
Descubre más sobre nuestra solución Enterprise Agility

 

Cursos relacionados