Netmind - loader

28/05/20 | Artículo | Visual Thinking

Qué es Sketchnoting y para qué se utiliza

Andy Baraja
Visual Thinker and Graphic Facilitator

Qué es Sketchnoting

El Sketchnoting es una técnica, enmarcada dentro del Visual Thinking, que consiste en tomar notas de una forma más creativa en la que combinamos el uso de texto con elementos gráficos (por lo general, dibujos sencillos). Como bien comentaba en el artículo “Qué es Visual Thinking” el 75% de nuestro cerebro está diseñado para procesar mejor la información mediante imágenes, y por eso, cuando las utilizamos para apoyar contenido escrito obtenemos un resultado fácilmente comprensible y visualmente muy atractivo, que ayuda a comprender y retener conceptos, a conectar ideas y a llegar a un entendimiento superior de la situación.

 

 

 

Por lo general, el Sketchnoting se realiza a título personal para tomar apuntes y poder recurrir a ellos posteriormente para refrescar la información. Pero también puede servir como resumen de una reunión, charla, formación, etc. por eso es importante encontrar un estilo propio con el que sentirse cómodo e identificado a la hora de practicarlo.

 

Para qué sirve el Sketchnoting

Para retar a nuestra mente

Sabemos que el cerebro humano está dividido en dos hemisferios: el derecho es la parte que piensa de manera visual, creativa, emocional, intuitiva, empática, etc.; el izquierdo es la parte que piensa de manera verbal, lineal, metódica, lógica, racional, etc. Su verdadero potencial se desarrolla cuando utilizamos los dos en combinación de manera equilibrada. Practicar Sketchnoting nos ayuda a activar ambos hemisferios mientras lo aplicamos: el izquierdo nos “obliga” a centrar nuestra atención en el tema del que se está hablando, y el derecho a traducir esa información que vamos recogiendo, en imágenes.

Para recordar más fácilmente

Para recordar más fácilmente y recordar muchos más detalles que cuando sólo tomamos notas “planas”. Al centrar nuestra atención en retener, filtrar y trasladar al papel, estamos generando unas conexiones internas de manera inconsciente que hacen que mejore exponencialmente nuestra capacidad cognitiva.

Para captar las ideas más importantes

Estamos sobresaturados de información (infoxicados), vivimos en un mundo cambiante que se mueve a una velocidad vertiginosa llenándonos de estímulos visuales a su paso, y practicar Sketchnoting nos ayuda a aislar los contenidos más relevantes consiguiendo poner foco en ellos, logrando así sintetizar y filtrar la información.

Beneficios de utilizar Sketchnoting

  1. Mejora la memoria, la atención y sobre todo la concentración.
  2. Entrena la capacidad de sintetizar ideas, de reducirlas a la esencia de lo comprensible y de ser capaz de establecer conexiones entre ellas.
  3. Ayuda a tener una comprensión global de los contenidos, verlos como un todo a través de un guion visual.
  4. Ayuda a activar y potenciar la creatividad.
  5. Aumenta la visibilidad de la información enriqueciendo el contenido.
  6. Es mucho más divertido que tomar notas textuales y a posteriori, mucho más agradable de repasar.

 

Cuando aplicar Sketchnoting

  • En eventos, charlas, workshops, seminarios, etc. para asimilar y retener mejor la información que nos van transmitiendo.
  • En reuniones de negocio o de equipo para sintetizar las conclusiones y reflejar ideas u opiniones aportadas.
  • Para explicar una idea o un concepto complejo o proceso con muchas fases.
  • En la gestión de proyectos, para analizar los problemas del proyecto, a la hora de identificar objetivos, dinamizar reuniones de seguimiento, etc.
  • En formaciones para extraer los contenidos más significativos o relevantes de cada apartado.

 

Cómo aplicar Sketchnoting

 

 

La primera recomendación para realizar sketchnoting es la de tomárselo con calma, si no estás acostumbrado a dibujar y mucho menos a combinarlo con texto mientras tomas notas, date tiempo para ir probando con qué tipo de dibujo te sientes más cómodo, cómo combinarlo con texto, de qué manera puedes encajarlo todo para que tenga sentido y así ir cogiendo tu propio ritmo de composición.

El truco para dominar la técnica consiste en practicar, como bien decía Ray Bradbury: “Sé que has oído esto mil veces antes, pero es cierto, el trabajo duro tiene su recompensa. Si quieres ser bueno, tienes que practicar, practicar y practicar…” y con el Sketchnoting es así, siento decirte que no hay atajos.

Sumado a esto es importante que, sobre todo al principio, no te juzgues. Es necesario que entiendas que en todo proceso de aprendizaje hay una evolución, por lo tanto, deberás practicar mucho antes de obtener unos resultados con los que te sientas 100% satisfecho. Es una técnica que funciona si disfrutas del camino, si la trabajas sin sesgos mentales y dejas que todo fluya.

 

 

La segunda recomendación es la de escoger el medio para trabajarlo, que puede ser analógico – rotulador y papel – o digital – ordenador, tablet – y el resultado del Sketchnote que realices va a depender de tu destreza con el medio escogido y de lo cómodo que te sientas utilizándolo.

 

 

La tercera recomendación es que practiques en diferentes escenarios tanto presenciales como online: en una conferencia, en una formación, escuchando un podcast, una charla TED, etc. Para que encuentres tu estilo propio y sepas en qué ámbito te desenvuelves mejor.

 

 

La cuarta recomendación es la de “menos es más”, no busques que quede perfecto, si no que funcione. Más contenido gráfico o verbal, no implica mejor selección de ideas o contenidos, y por supuesto que “más bonito” no implica “mejor”, no se trata de crear obras de arte, si no de sintetizar contenido. Por otra parte, si la información no fluye y la composición no respira, conseguiremos un efecto abrumador que impedirá entender con claridad nuestro Sketchnote a posteriori, por lo tanto, es preferible que peques de minimalista que de barroco.

 

Workshop de Sketchnoting

En nuestro workshop de Sketchnoting te enseñaremos cómo aplicar correctamente esta técnica, algunos trucos para soltarte a la hora de tomar apuntes visuales y perder el miedo al dibujo, consejos para estructurar la información, cómo disimular los errores y… ¡mucho más!