Netmind - loader

03/03/14 | Artículo | Fundamentos Gestión de Proyectos

Gestión Ágil de Proyectos: Visual Thinking

Uno de los aspectos fundamentales de toda la gestión ágil de proyectos es la comunicación. Y es importante desde varios puntos de vista. Yo destacaría dos:

– Primero, la comunicación tiene que ser clarificadora, eliminando el máximo de barreras que pueda (tecnológicas, organizacionales, etc.).

– Segundo, tiene que ser sencilla, fácil de ejecutar.

De acuerdo a estas dos premisas anteriores, Agile ha ido incorporando diversas técnicas que facilitan la comunicación en los proyectos (Role Playing, tableros visuales, etc.). En este post vamos a hablar de un conjunto de técnicas con aplicabilidad no sólo para la gestión de proyectos, sino para la multitud de escenarios (educación o incluso áreas médicas de tratamiento como la logopedia). Se trata del Visual Thinking.

Básicamente se trata de facilitar mediante elementos ‘clásicos’ como papel y lápiz (o pizarras sencillas) la representación visual de ideas.

Van desde desarrollos de ideas en pizarras…

visual-thinking-1

…hasta elementos de soporte visual para presentaciones o videos:

visual-thinking-2

En el caso de Agile deberíamos enfocar Visual Thinking como un soporte más para el desarrollo de ideas y organización de las tareas del equipo. Para ello la orientación debería ser:

Conseguir la participación del equipo en la confección de los esquemas visuales. Es necesaria la implicación de todo el grupo para asegurar así la responsabilidad sobre las decisiones que vayan plasmándose.

Establecer un estilo gráfico que sea a la vez cómodo de realizar y alcanzable por todos los componentes del equipo. Si no es así entonces la ‘pericia’ de los mejores dibujantes podría retraer a la participación del resto del grupo.

Encontrar mecanismos para hacer persistir los esquemas y gráficos que el equipo haya desarrollado. Es decir, la idea no es ‘pasar al PowerPoint’ el trabajo desarrollado, sino buscarle una aplicación práctica en algún lugar de la oficina por ejemplo, o bien fotografiarlo y organizarlo junto a otros documentos de trabajo en los proyectos.

Orientar adecuadamente las dinámicas para que haya objetivos claros antes del desarrollo visual de las ideas del grupo. Al igual que en otras situaciones de trabajo puntual y colectivo es necesario tener un contexto (unos límites que definan hasta donde llegar en la sesión de trabajo) y unos objetivos claros (qué vamos a conseguir al acabar la reunión de trabajo).

Hay muchísimas más consideraciones a realizar (el uso de metáforas, cómo coordinar la participación del equipo, esquemas de partida, etc.) que más adelante en otros posts trataremos, junto a ejemplos de equipos de trabajo con esta orientación visual.

Por último, una reflexión:

visual-thinking-3

 

Ver formación en gestión de proyectos ágiles