Netmind - loader

09/04/20 | Artículo | Change Management

El Superagente del Cambio

Alfred Maeso
Lead Expert en BA, Change Management & PPM

Este artículo va de virus. Sí, pero en sentido metafórico. Quería hablar del virus del cambio o cómo se viraliza un cambio. Y de eso, estos días, estamos teniendo algunos ejemplos maravillosos. Los líderes, políticos o ejecutivos de una organización (depende del cambio del que hablemos) son necesarios porque son los que pueden tomar las grandes decisiones para cambiar y, por supuesto, dotar al cambio del presupuesto necesario. Pero si un cambio funciona o no, si tira adelante o es solo otro más de los intentos de cambiar fallidos, no solo depende de ellos. Quería hablar en este artículo del rol más importante en cualquier cambio, el que consigue que el cambio se viralice: el rol de agente del cambio o, mejor aún, el Superagente del Cambio.

 

¿Qué es un agente del cambio?

Un agente del cambio, según Alan O’Neill, es cualquier persona que actúa intencionadamente, aunque sin autoridad formal, para facilitar el cambio en una organización. Por su lado, Peter Senge le llama también “Internal networker” porque su función es crear una red interna, más allá de organigramas y jerarquías, que posibilite el cambio.

 

Agentes del cambio en una organización pueden ser coaches o consultores (internos o externos) pero también cualquier persona desde RRHH a Marketing, formadores, personal de apoyo, incluso Managers, ¿por qué no?

 

¿Cómo debe ser el rol de un agente del cambio?

Me gusta resumir la esencia de este rol de la manera siguiente: los agentes del cambio son aquellas personas que consiguen hacer el cambio cercano, real y posible.

 

  • Cercano: porque son percibidos como iguales por las personas impactadas por el cambio. En la charla TED “How to start a movement”, Derek Sivers habla de los “first followers”, es decir, de los iguales que hacen que el resto se mueva: los verdaderos líderes.
  • Real porque consiguen aterrizarlo a la realidad que viven sus compañeros. Entiende las dificultades del día a día, ayudan y animan a superarlas y ofrecen soluciones para lograrlo.
  • Posible porque propagan el entusiasmo y la confianza necesaria para tirar el cambio adelante.

 

En esta época de COVID-19, agentes del cambio son los profesionales sanitarios que, aunque realizan jornadas maratonianas, muchas veces no en las mejores condiciones, sacan tiempo para aconsejar, informar y recomendar con vocación de ayuda.

 

También lo son los profesores y profesoras que envían vídeos a sus alumnos a través de whatsapp, proponiendo actividades, siempre con ánimo y con el mensaje de que saldremos adelante. Agentes del cambio son también los vecinos que improvisan una fiesta en los balcones después de salir a las 20h a aplaudir la labor de los sanitarios. Y un largo etcétera de personas que, con su actitud y acciones diarias, consiguen que todos atravesemos por este cambio con la esperanza  de que #todosaldrabien.

 

Características que definen a un superagente del cambio

A continuación, en la siguiente imagen aparecen las 8 principales características que, para mí, debe tener un superagente del cambio.

 

 

Las organizaciones que están inmersas hoy en día en grandes transformaciones (Agile Transformation, Digital Transformation…) cuentan con Agile coaches o coaches de transformación en general, scrum masters, consultores estratégicos, analistas de negocio, Project o program managers. Todos ellos tienen entre sus funciones ser agentes del cambio, y como tales, deben conseguir generar más agentes del cambio entre las personas que atraviesan por él. Por eso, además de las funciones específicas de su rol, deben tener en cuenta y trabajar en cada una de las ocho anteriores características, puesto que el éxito del cambio puede depender de ello.

 

Función de los líderes respecto a los agentes del cambio

Los líderes deben crear el entorno, las condiciones para que afloren los cambios y la evolución. Además deben plantear los mecanismos para garantizar un correcto desarrollo y permitir que el cambio tenga éxito. Pueden contribuir, por lo tanto, con transparencia respecto al cambio, ofreciendo oportunidades de formación y aprendizaje, y permitiendo el establecimiento de redes transversales de conocimiento, como comunidades de práctica.

Como os decía al principio, quería hablar de virus. Del virus que propaga el cambio en la organización. Los agentes del cambio son los propagadores de ese virus.

 

¿Y vosotros? ¿sois buenos agentes del cambio? 😊

 

 

 


Regístrate para descargar: La infografia de superagente del cambio

 

Cursos relacionados