Netmind - loader

01/07/19 | Artículo | Gestión de Proyectos

Duración mínima de un proyecto de desarrollo de software

Jaume Escursell
Lead Trainer en Project Management

El cálculo del camino crítico

Solemos utilizar el cálculo del camino crítico como única referencia para tomar compromisos con el cliente en cuanto a fechas previstas para la finalización del proyecto. Cuando el cliente nos pide plazos de entrega más cortos, buscamos la manera de acortar la duración del camino crítico. Sea solapando tareas que debieran realizarse una tras otra (fast traking), sea incorporando más recursos en el proyecto (crashing) o simplemente ajustando las estimaciones iniciales de las tareas críticas.

Sin minusvalorar la importancia de estas prácticas, a veces se nos olvida que el esfuerzo total a dedicar en el proyecto no puede comprimirse en el tiempo de forma ilimitada.

 

La fórmula de Larry Putnam

Hace ya unos años, Larry Putnam nos brindo una fórmula para determinar hasta qué punto un proyecto puede comprimirse en el tiempo, en función de la carga total de trabajo estimada en personas-mes.

 

Proyecto

 

Posteriormente Barry Boehm utiliza la misma fórmula. En su caso, aumentando a 2,5 el factor de conversión entre personas-mes y duración en meses del proyecto.

 

Pongamos un par de ejemplos

Imaginemos un pequeño proyecto en el que una estimación inicial nos indica que vamos a consumir unas 1.280 horas de trabajo. Desde la especificación a la entrega de un desarrollo de software, lo que equivale a 8 personasmes (8 x 160). Aplicando la fórmula de Putnam vemos que el trabajo no va a poder completarse en menos de 4,3 meses por muchas personas que pongamos a trabajar en él. Y este tiempo mínimo únicamente podremos conseguirlo si tenemos una flexibilidad total en el número de personas que en cada momento estén trabajando en el proyecto.

 

Esta realidad se visualiza muy bien si construimos un gráfico en el que representemos cómo se distribuye en el tiempo la carga total de trabajo en un proyecto. Vemos que la carga fuerte de trabajo se concentra en el periodo central del proyecto, siendo mucho menor el esfuerzo necesario en los periodos iniciales y finales.

 

El esfuerzo total viene representado por le área situada por debajo de la línea que nos marca la carga de trabajo en cada instante en el tiempo. Si para un mismo proyecto dibujamos distintas alternativas en cuanto a su duración total, fácilmente podemos ver que a medida que forzamos la reducción del tiempo. La curva debe crecer en cuanto al número de personas que trabajan simultáneamente, lo cual no resulta viable en la realidad.

 

La experiencia personal aplicando esta fórmula me lleva a concluir que es enormemente útil cuando en las negociaciones iniciales para la firma de un contrato, el cliente exige plazos de entrega que se sitúan en lo que se ha dado en llamar la “zona imposible”.

 

Proyecto

Cursos relacionados

PRINCE2® Foundation (2017)

Fundamentos de Gestión de Proyectos

Possible Mission: Escape from Earth. Agile Edition