Netmind - loader

20/10/20 | Artículo | data science

Data Driven Business: de las opiniones a los datos.

Joan Gasull
Data Lead Expert

If we have data, let’s look at data. If all we have are opinions, let’s go with mine.” – Jim Barksdale 

 

En los últimos años, el interés por conceptos como Big Data, Machine Learning, Data Science o las plataformas de Cloud Computing ha aumentado notablemente, tanto a nivel económico como su repercusión mediática. En este artículo discutiremos sobre la necesidad empresarial de ir más allá de todas estas técnicas, y empezar a adoptar una Cultura del Dato. 

 

Un sector que crece en demanda y popularidad 

 

Antes de definir concretamente qué entendemos en Netmind como Cultura del Dato, quiero cuantificar la demanda creciente de este subsector tecnológico basado en la información, su almacenamiento y procesamiento. El interés de los usuarios en un buscador web como Google de los términos que hemos mencionado anteriormente se ha multiplicado por más de 9 en la última década, y la inversión esperada a nivel empresarial en España en el periodo 2018-2021 es superior al 250 % en relación al periodo anterior, según un completo informe de ESADE. 

 

 

Pero esta nueva demanda de posiciones puramente tecnológicas, asociadas sobre todo a la creación o ampliación de departamentos de “analytics”, no constituye toda la transformación que el mundo del dato es capaz de ofrecer. Es más, solamente es la punta del iceberg. El verdadero punto de inflexión de una empresa, si nos centramos en la vertiente tecnológica, es la adopción de una cultura del dato real por parte de la totalidad de la plantilla. 

 

Concienciar sobre la cultura del dato 

 

Y es en este cambio cultural donde se esconde el verdadero potencial de los datos. Las empresas de servicios digitales o e-commerce monitorizan prácticamente todas las variables relevantes relacionadas con su negocio, lo que les permite, entre otras cosas, anticipación a los cambios, adaptabilidad y predicción. Por otro lado, las empresas más tradicionales, aun estando muy digitalizadas, generalmente desaprovechan una proporción demasiado alta de los datos que se generan, a menudo por la falta de conocimiento práctico o referencias de qué podemos hacer con ellos. 

 

Aun así, esta última afirmación no implica que todos los y las trabajadoras de una empresa deban conocer algoritmos de Machine Learning o como configurar servicios de datos en el Cloud para ser competitivas, pero sí que busca poner el acento en la necesidad de conocer este mundo, considerar las posibilidades que ofrece y tener la capacidad propositiva que permita sacar rendimiento de los millones de datos que mueve una empresa actual diariamente. 

 

Data driven Company 

 

Lo que acabo de describir no es más que otra forma de hablar de lo que comúnmente se ha denominado data-driven company (o data-driven decision making), que esencialmente es toda aquella empresa que toma decisiones basándose principalmente en los datos que maneja… Compañías como GoogleAmazon, Netflix o King (la creadora del archiconocido CandyCrush) son buenos ejemplos de estas prácticas. 

 

¿Y en qué consisten estas? Si bien la lista es en demasiado larga, ya que abarca desde la estadística más clásica a los algoritmos de predicción con redes neuronales pasando por la minería de texto, algunos ejemplos de data-driven decision making son: 

 

  • Usar metodologías del tipo A/B Testing en departamentos como comercial o marketing para añadir valor a los servicios ofrecidos y ser más eficientes. 
  • Reajustar dinámicamente el catálogo de ventas online en función de la hora y día de la semana, para maximizar la visibilidad de los productos que son más populares en ciertas franjas. 
  • Clasificar automáticamente la comunicación con clientes en categorías (por ejemplo, ventas, servicio técnico, comercial…) para agilizar el flujo de información al departamento adecuado. 
  • Analizar la productividad y rendimiento de los trabajadores y trabajadoras basándose en factores como el tiempo o la carga de trabajo para ajustar un horario o distribución de funciones que aumente no solo su rendimiento sino también su confort.  

 

Para concluir este artículo, volver a destacar una última vez la importancia de implementar una Cultura del Dato en las organizaciones, que permita a toda la estructura de la empresa conocer el potencial y ser capaz de tomar decisiones basadas en los datos que manejan. 

 

Desde Netmind ofrecemos un programa de formación adaptable y diseñado para ayudar a implementar en todo tipo de organizaciones la cultura del dato y capacitar a todas sus trabajadoras y trabajadores sobre el potencial de los datos con los que trabajan.

 

Podéis contactar conmigo o con el equipo comercial para más información.