Netmind - loader

02/11/16 | Artículo | Innovación TIC

Bimodal IT: cómo impulsar la innovación de forma ágil


Una estrategia Bimodal IT nos ayuda a hacer frente al dilema del innovador de Clayton  M. Christensen.  Desde IT debemos mantener la fiabilidad y el rendimiento a la vez que enfatizamos la velocidad, la agilidad y la innovación para dar rápida respuesta a los retos de futuro, aportar nuevo valor y crecimiento. Descubre como impulsar la innovación  de forma ágil en IT.

Clayton M. Christensen describe en su libro “El dilema del innovador. Cuando las nuevas tecnologías  hacen fracasar a las grandes empresas”, como empresas de éxito con buenas prácticas de negocio y cercanas a sus clientes fracasan. A grandes rasgos, la razón no es otra que mientras se focalizan en sus productos más rentables no prestan atención a los cambios tecnológicos disruptivos que se producen en su entorno competitivo y cuando intentan adaptarse ya es tarde.

Frente a la actualidad de un contexto competitivo con cambios permanentes, que se producen a gran velocidad, una estrategia Bimodal IT nos lleva a focalizarnos por una parte en la eficiencia y el rendimiento y por otra en explorar y aportar nuevo valor de forma rápida.

La competencia clave para aportar nuevo valor y crecimiento es sin duda la innovación. Frente al reto de incorporarla en tu área de IT te presentamos como hacerlo de forma ágil, sin mucho esfuerzo y con un buen impacto.

bimodal-it

1. Obtener el compromiso de los líderes de IT para construir una cultura esencial

Innovar no es fácil. Para alcanzar una dinámica de innovación sostenida es imprescindible un fuerte compromiso y un claro soporte de los líderes de las distintas áreas de IT.  Su papel en el liderazgo de la innovación es clave.

Deberemos trabajar con ellos  para generar consciencia y sentido de urgencia:

  • Determinando la necesidad, el propósito y la visión compartida del papel de la innovación en IT, así como desde IT para la organización.
  • Identificando barreras y facilitadores en el área de IT. Actitudes, mentalidades y prácticas a abandonar, a incorporar y a fortalecer.
  • Impulsando relaciones y dinámicas de colaboración entre líderes de IT y con líderes de negocio para identificar tópicos y oportunidades de innovación, centrados en el cliente y en el negocio.
  • Requiriendo su papel como referentes de innovación frente a sus equipos IT

Este trabajo conjunto debe desembocar en el diseño y la ejecución de un programa de acciones “quick win” que de forma pragmática nos permitan hacer foco en el núcleo: crear consciencia y visión compartida, despertar al liderazgo, superar “stoppers” e implementar las iniciativas clave para desarrollar los elementos esenciales de nuestra cultura de innovación.

2. Definir áreas concretas de innovación e identificar oportunidades factibles

Para poder innovar desde nuestra área de IT debemos hacer un uso eficiente de nuestros recursos limitados y concentrar los esfuerzos en iniciativas realmente productivas y relevantes. Podemos proporcionar dirección identificando dos, tres o máximo cuatro áreas o ejes de innovación que, como área de IT, nos permitan identificar oportunidades viables de crecimiento.

Un breve análisis, en colaboración con los líderes de negocio,  de las ortodoxias del mercado, de las tendencias emergentes, de la visión de nuestros clientes y de estrategia, los activos y de las competencias clave de nuestra organización, nos ayudará a determinar las áreas de innovación, concretar oportunidades e identificar iniciativas estratégicas factibles y orientadas a resultados, tanto de aportación de nuevo valor a los clientes, de incorporación de nuevas capacidades y de desarrollo del negocio, como de mejora o evolución de lo existente.

Priorizaremos y seleccionaremos un grupo pequeño de iniciativas clave, según su impacto, su esfuerzo, su demanda de recursos y su aportación de valor, para que puedan ser llevadas a cabo por un reducido equipo IT dedicado a innovar.

3. Destinar a un equipo reducido a innovar

Obtener innovación sin la dedicación de recursos es más que difícil. Al igual que en el resto de áreas de IT precisamos destinar recursos para tener una mínima capacidad de innovación y para que se produzcan resultados tangibles significativos.

Asignar responsabilidades de innovación a miembros del equipo de IT que además deben hacer frente a otras responsabilidades y a su día a día NO es una solución. Si nadie del equipo IT se focaliza en la innovación es que no nos hemos planteado innovar de forma seria. La innovación es una competencia corporativa clave de futuro para cualquier organización y para que ésta sea mínimamente viable se requiere de alguien que se focalice en ella de forma permanente.

Debemos tener la capacidad de explorar proactivamente el entorno competitivo de nuestro negocio,  de interpretarlo y de descubrir oportunidades con las que trabajar creativamente para conceptualizar proyectos ágiles de innovación que proporcionen diferenciación a través del desarrollo de nuevos productos, servicios o modelos de negocio digitales.

Podemos iniciar actividad de innovación con un equipo muy reducido que, centrado en las áreas foco de innovación establecidas, sea capaz de llevar a cabo el oportuno análisis de negocio y hacer frente a un par de oportunidades de innovación desarrollando las iniciativas correspondientes. Un equipo que, por su falta de experiencia, debe aprender haciendo y al que dotaremos de respaldo, de presupuesto, de formación y de recursos.

4. Crear instrumentos para guiar los proyectos de innovación

Los proyectos de innovación son proyectos con un mayor grado de incertidumbre que los proyectos corporativos tradicionales. Como no disponemos de recursos ilimitados debemos gestionar esta incertidumbre y para ello es recomendable crear instrumentos que nos permitan guiar y tomar decisiones rápidas sobre la aportación de valor diferencial de las ideas, su viabilidad, su desarrollo, su progreso y sus resultados.

A través de la organización de un equipo de trabajo multidisciplinar, formado por líderes senior, orientado a dar soporte a las personas que trabajan en las distintas iniciativas de innovación, podemos establecer procedimientos operativos simples para determinar y priorizar los posibles proyectos y sus inversiones; comprender mejor las necesidades de clientes y usuarios; identificar y dinamizar el talento creativo, tanto interno como externo; prototipar y experimentar las nuevas ideas;  facilitar el diálogo y la colaboración cross funcional entre IT y el resto de las áreas de la organización; y acordar mínimos productos viables de los proyectos y su evolución.

Aproximación “agile” para los siguientes pasos

Al finalizar este plan de acción se habrá obtenido una visión compartida de la innovación en el área de IT, la identificación de áreas foco de innovación y de oportunidades estratégicas, un equipo dedicado a llevar a cabo las primeras iniciativas apoyado por un grupo de facilitadores. Una vez se obtengan los primeros resultados de éxito consideramos llevar a cabo nuevos pasos. Una nueva iteración que nos permitan analizar, mejorar y escalar el sistema de innovación incorporando nuevas funciones, nuevos procesos y nuevos componentes.

Cursos relacionados

Innovación para Project Managers