Netmind - loader

10/12/20 | Artículo | Agile Coaching

Atreverse con la complejidad: culturas corporativas respetuosas

Cristina Miaja
Lead Trainer Associate

Atreverse con la complejidad para culturas corporativas más respetuosas con las personas.

 

La complejidad en el liderazgo y el management

 

Hablar de complejidad en menos de 500 palabras y decir algo es en sí una incoherencia y un atrevimiento. Solo se puede dar algunas pistas para curiosos.

 

¿Cómo es posible que el liderazgo y el management actual se hayan convertido en sinónimos de complejidad cuando el mantra fue durante años: “Keep it simple!”? E incluso se llegaba al insulto con su elevación a carácter de principio KISS: Keep It Simple, Stupid!

 

Sin entrar en detalles que asusten, todo empieza con la entropía, el diálogo permanente del universo entre orden y desorden, teníamos que abandonar el mundo newtoniano tan predecible y cómodo de la manzana que cae del árbol por una cosmovisión donde el tiempo es relativo y la objetividad cambiante con el observador. Un shock del que todavía no nos hemos repuesto y que ciertos estilos de management siguen negando, aferrados a una gestión por predicción contraría a la apertura y la flexibilidad, característica de la realidad: “Lo real es siempre lo inesperado” Maldiney.

 

La complejidad según Edgar Morin

 

La complejidad lleva el nombre asociado de Edgar Morin (filósofo y sociólogo) que propone un método para abordarla basado en la voluntad de no ceder a un pensamiento simplificador que tiende a:

 

  • idealizar: creer que la realidad puede ser superada por la idea
  • racionalizar: querer encerrar la realidad en la coherencia de un sistema sin permitir desbordamientos
  • normalizar: eliminar lo extraño, el misterio.

 

Morin propone una nueva racionalidad, abierta, con potencial de crítica y de superación, dialógica, capaz de enfrentarse a la incertidumbre, a la incomprensión y a las contradicciones.

 

Entender la relación entre el todo y las partes

 

Seguimos muy ciegos ante la complejidad, es parte de nuestra cultura occidental, cientificista. Abrazarla supondría ver y comprender las relaciones entre el todo y las partes, solo reveladas con un bucle de retroalimentación incesante de experiencia y conocimientos. Nos llevaría a cambiar el principio de reducción por el de implicación mutua entre el todo y las partes. ¿Nos imaginamos como cambiaría nuestras relaciones en las organizaciones? ¿Cómo influirían en nuestra manera de abordar un proyecto, un conflicto, una negociación bajo el paradigma de la complejidad? Para empezar tendríamos que asumir nuestra responsabilidad en primera persona, nuestro impacto directo por mera observación del entorno.

 

 

Agile Coaching

 

El concepto de “auto-eco-organización”

 

Para Morin nuestra aptitud a relacionar, a conectar esta poco desarrollada, inmersos en una educación de la división, del troceo. El pensamiento complejo no divide el conocimiento o las disciplinas, atiende al contexto, a las interacciones y retroacciones sujetas a la inseparabilidad. Una aplicación práctica es lo que denomina “auto-eco-organización”, el actualizado paradigma de Von Bertalanffy acerca de la capacidad de una organización para generar independencia para su supervivencia.

El concepto de “falsa competitiva”

 

Interesa también el concepto de la falsa competitiva; la que genera el sufrimiento de las personas, la competitividad en la era de la complejidad privilegia lo humano y su respeto. El fin del KISS sería por lo tanto un avance hacia una transformación real, profunda, reconocimiento de nuestra humana condición y por lo tanto una nueva oportunidad para su respeto y liberación de potencialidad.

 

¿Cómo abrazar la complejidad?

 

Un Agile Coach abraza la complejidad, su vocación primera es asumir en un entorno de incremento VUCA que los individuos y sus interacciones son lo primero, es decir entender que su escenario es el de la máxima complejidad. El desarrollo de productos, la innovación, la colaboración entre equipos y roles son proyectos complejos por definición.

Con la formación Agile Team Coaching se alcanza una mejora competencial que facilita una transformación agile coherente y estimulante para acoger toda la potencialidad de la aportación de valor de la complejidad.

 

agile coaching banner complejidad

Cursos relacionados